BIENVENIDOS AL NUEVO SITIO WEB DE BOSE
 

SUEÑA + ALCANZA

LOS PRIMEROS 50 AÑOS DE BOSE:

UNA IDEA QUE SE CONVIRTIÓ EN OBSESIÓN. Y QUE NOS CONVIRTIÓ EN LO QUE SOMOS.

La historia de Bose

No hay duda de que nuestra fama procede de nuestros productos de audio. Pero ¿cuál es nuestra auténtica pasión? Descubrir soluciones nuevas y mejores que las existentes. Nunca paramos de soñar con cosas mejores ni de pensar en el modo de conseguirlas. Desde los primeros auriculares con reducción de ruido para consumo hasta un revolucionario sistema de suspensión para asientos de vehículos de transporte de larga distancia, te invitamos a experimentar los primeros 50 años de innovación de Bose.

Ve la película Sueña + Alcanza, dirigida por el ganador de un Academy Award®, Morgan Neville (mejor documental de 2014: A 20 pasos de la fama).
 

LOS COMIENZOS

La historia de Bose comienza con un curioso chico fascinado por la electrónica, con desmontar cosas para averiguar cómo funcionaban, que soñaba con crear, algún día, sus propios inventos.

Servicio de reparación de radios

El adolescente Amar Bose fundó un exitoso servicio de reparación de radios en la propia casa de su familia. «Colgamos carteles en todas las tiendas en las que mi padre solía vender sus productos de importación», le contó una vez el Dr. Bose a un entrevistador. «Decían "Reparamos radios". Entonce la gente dejaba las radios en las tiendas, yo me las llevaba a casa para repararlas y le dábamos un 10% de comisión a la tienda. Hice un pacto con mi padre: mientras siguiera sacando buenas notas, me permitiría ir al colegio solo cuatro días a la semana y se encargaría de escribir un justificante para los profesores, diciendo que me dolía la cabeza o lo que se le ocurriera. En realidad los profesores sabían la verdad, porque siempre pasaba los viernes o los lunes, y me preguntaban "¿Cuántas radios has arreglado, Bose?".»

 

«Me interesaban sobremanera las cosas eléctricas. No teníamos dinero para comprar nuevos trenes, así que compraba unos rotos y los arreglaba. Así desarrollé mi interés en reparar cosas.»DR. AMAR G. BOSE

LA EMPRESA

Ya en el MIT, el Dr. Bose desarrolló decenas de patentes, pero en lugar de licenciarlas a otras empresas, decidió mantenerlas bajo su propiedad y fundar una propia.

«Un día, el Dr. Bose se me acercó y me dijo: "¿Qué te parecería trabajar para mi empresa?" Yo respondí: "¿Qué empresa? ¿De qué me hablas?’" Y entonces respondió "Bueno, en realidad aún no existe, pero estoy pensando fundar una."»

SHERWIN GREENBLATT
PRIMER EMPLEADO DE BOSE
PRESIDENTE DE BOSE, 1985 – 2001

Los primeros años

En los años formativos de la empresa, hablaron mucho sobre el nombre que debían ponerle. Al final, con el característico enfoque directo y científico que lo caracterizaba, Y. W. Lee, uno de los mentores del Dr. Bose en el MIT, dijo: «Veamos, pensemos en las características que queremos que tenga el nombre. No queremos que evoque una tecnología o un sector específicos, porque no sabemos a dónde nos llevará el futuro. El nombre debe ser fácil de pronunciar en varios idiomas y fácil de registrar. Lo ideal es que tuviera una sola sílaba.» Todo el mundo empezó a reírse porque estaba claro lo que estaba sugiriendo sin tener que decirlo: «Bose.»

El primer empleado de Bose fue uno de sus estudiantes, Sherwin Greenblatt. Más tarde acabaría convirtiéndose en el presidente de la empresa, entre 1985 y 2001. «En los comienzos» cuenta Greenblatt «el doctor Bose pasaba un tiempo con sus labores como profesor del MIT y luego nos reuníamos para trabajar en los contratos con el gobierno, para por la noche hacer lo que denominaba el segundo turno,  trabajar en todas aquellas ideas sobre audio.»

En los años formativos de la empresa, hablaron mucho sobre el nombre que debían ponerle. Al final, con el característico enfoque directo y científico que lo caracterizaba, Y. W. Lee, uno de los mentores del Dr. Bose en el MIT, dijo: «Veamos, pensemos en las características que queremos que tenga el nombre. No queremos que evoque una tecnología o un sector específicos, porque no sabemos a dónde nos llevará el futuro. El nombre debe ser fácil de pronunciar en varios idiomas y fácil de registrar. Lo ideal es que tuviera una sola sílaba.» Todo el mundo empezó a reírse porque estaba claro lo que estaba sugiriendo sin tener que decirlo: «Bose.»

Psicoacústica

La psicoacústica es el estudio científico de la percepción del sonido. Es la base del modo en que Bose crea sus productos de audio y, de hecho, lo ha sido desde la misma concepción de la empresa. El Dr. Bose se fijó en que los otros altavoces tenían especificaciones que medían solamente cómo hacían que sonase su música, no cómo la percibía.

Durante un seminario en el MIT, el Dr. Bose puso el siguiente ejemplo: «Puedes meter a unos ingenieros en una habitación y darles la tarea de reducir la distorsión y se pasarán años trabajando alegremente en ella. Pero planteémonos algo básico: ¿influye esto de algún modo en la percepción? Aunque la distorsión puede medirse, quizá no es audible. Y si no es audible ¿de qué te sirve trabajar en ella, más que para alcanzar una meta solamente apreciable en ingeniería?»
 

El altavoz 2201 fue el primero del tipo Direct/Reflecting que produjimos, y abrió el camino al legendario sistema de altavoces 901.

Echa un vistazo a nuestros auriculares y altavoces para descubrir por qué Bose es líder en innovación desde hace más de 50 años.

AURICULARES

> COMPRAR

  ALTAVOCES

> COMPRAR