BIENVENIDOS AL NUEVO SITIO WEB DE BOSE
 

SUGERENCIAS Y TRUCOS PARA DORMIR MEJOR

La guía de Bose para dormir mejor de noche

El sueño es un proceso natural y un elemento esencial de la buena salud. Lamentablemente, muchos de nosotros dormimos mal y no nos sentimos descansados al despertarnos. Tanto si necesitas ayuda para crear un espacio para un sueño reparador como si necesitas sacarte ese torbellino de pensamientos de la cabeza, hay estrategias para ayudarte a empezar a dormir mejor. Experimenta con las siguientes sugerencias para descubrir qué funciona mejor para ti.

1. Una dieta mejor. Dormir mejor.

Lo que tu cuerpo recibe antes de acostarte puede tener un efecto importante sobre la calidad de tu sueño. Una taza de café a última hora de la tarde, una gran cena o una copa de más pueden perjudicarte e interferir con tu capacidad para conciliar y conservar el sueño. La cafeína permanece en el cuerpo durante unas siete horas, así que es importante pensar en la hora de la última taza del día.

SUGERENCIA

Toma nota de lo que comes y bebes, y a qué hora lo haces. Prueba a eliminar cosas de una en una para ver qué puede estar afectando negativamente a tu sueño.

2. Mantén la actividad durante el día

Las personas que hacen ejercicio con frecuencia suelen dormirse con más facilidad y, lo que es más importante, suelen dormir toda la noche seguida. Una cantidad saludable de ejercicio ayuda a mejorar la calidad general del sueño, pero hay tener en cuenta que la actividad física libera endorfinas en el cuerpo, lo que hace que sea más difícil quedarse dormido, así que la hora de hacer ejercicio es importante.

SUGERENCIA

Haz ejercicio si puedes, pero intenta no hacerlo demasiado cerca de la hora de dormir.

3. Las siestas. No son tan inocentes.

Ahhhhh, las siestas. Tan buenas. Y, sin embargo, esa siesta aparentemente inocente puede causar todo tipo de problemas si engaña a nuestras mentes y cuerpos para que piensen que necesitamos menos sueño durante la noche porque ya hemos dormido algo durante el día. En general, una siesta puede dificultar conciliar el sueño a la hora habitual.

SUGERENCIA

Si tienes dificultad para conciliar el sueño por la noche, evita las siestas y ten en cuenta que la acumulación de somnolencia te ayudará a dormir mejor por la noche.

4. La cama es para dormir

¿A quién no le gusta acurrucarse con una película o un buen libro? Y ya sea con un ordenador portátil o un teléfono, ¿cuántos de nosotros trabajamos en la cama? Cuanto más utilicemos medios estimulantes en la cama, más iremos asociando nuestras camas con estar despiertos y alerta. Convierte tu cama en un santuario para dormir y, ya sabes, para otras cosas que te hacen feliz.

SUGERENCIA

Busca una silla o sofá cómodo en tu casa y desígnalo como tu lugar para leer, consultar las redes sociales o ver películas.

5. Cambia de marcha

Solo porque seas adulto no significa que eres demasiado viejo para tener una rutina para irte a la cama. Hazte saber a ti mismo que se va acercando la hora de dormir para ayudar a la transición entre la vigilia y el sueño. Una música relajante, la meditación o incluso escribir un diario tranquilamente puede ser útil para relajarte y prepararte para descansar.

SUGERENCIA

Establece una rutina antes de dormir para preparar la mente y el cuerpo para el sueño.

Hombre despertándose en la cama con los auriculares para dormir con bloqueo de ruido Bose Sleepbuds puestos

6. Mantén una quietud positiva

Un espacio tranquilo es esencial para conciliar y mantener el sueño. Las mascotas, las parejas que roncan y el ruido de la calle son intrusiones indeseables. Si tienes problemas con un ruido molesto del que no puedes librarte... para eso hemos diseñado los auriculares para dormir con bloqueo de ruido Bose Sleepbuds ™.

SUGERENCIA

Apaga la televisión. Apaga los ordenadores portátiles, los teléfonos y las tabletas. Traslada la cama del perro a otro espacio.

7. Saca ese torbellino de pensamientos de la cama

Hay otros tipos de ruido. A veces, nuestras mentes no dejan de funcionar. Si ves que llevas tumbado y despierto más de 20 minutos, sal de la cama y llévate esas preocupaciones a otro sitio. Si sales de la cama, mantén la relajación. Plantéate escuchar música relajante o probar una sencilla sesión de meditación con la respiración.

SUGERENCIA

Deja un lápiz y papel en tu mesilla de noche. Si te despiertas con un pensamiento, basta con anotarlo y seguir durmiendo.

8. Sigue una rutina

Nuestras mentes trabajan con nuestros cuerpos para garantizar un adecuado equilibrio que fomente el sueño. El ritmo circadiano es el reloj interno del cuerpo. Regula el ciclo de sueño-vigilia y tiene un papel importante en todo tipo de funciones corporales, desde la liberación de hormonas hasta la temperatura corporal. Los cambios de zona horaria, la hora de irse a la cama y las señales luminosas confunden a los relojes internos, por eso muchas veces los viajeros sufren el llamado jet lag al llegar a su destino. Mantener un horario regular de sueño y vigilia puede marcar una gran diferencia.

SUGERENCIA

La vida no siempre favorece una rutina previsible. No sufras por ello, simplemente haz todo lo que puedas para mantener la tuya, 20 minutos arriba o abajo.

9. Mantente fresco

Al dormir, en general es mejor que la temperatura sea ligeramente fría que ligeramente cálida. Si tu entorno es demasiado cálido, tu cuerpo intentará regular su temperatura y malgastará energía, lo que provocará que sigas despierto o que te cueste conciliar un sueño suficientemente profundo. Todos pasamos por variaciones de temperatura corporal que se relacionan estrechamente con nuestro ciclo de sueño-vigilia. En los ciclos normales, la temperatura interna del cuerpo fluctúa a intervalos regulares y puede reducirse en 1 - 2 grados en las primeras horas de la mañana.

SUGERENCIA

Si te encanta arroparte con una cálida manta, ajusta el termostato a una temperatura un poco más baja.

10. No se trata de números

Cuando nuestras rutinas de sueño se trastocan, podemos ponernos nerviosos, lo que a su vez puede provocar el torbellino de pensamientos y preocupaciones por cuántas horas de sueño estamos perdiendo. En esos momentos, intenta recordar que nadie tiene un equilibrio perfecto. Si no consigues dormir, tómate un respiro y sal de la cama. Haz algo relajante hasta que te entre sueño, y entonces vuelve a intentar irte a la cama. Con unos buenos hábitos y un poco de práctica, normalmente podremos volver a encontrar una rutina cómoda.

SUGERENCIA

No mires el reloj. Deja el teléfono fuera de tu alcance, gira el reloj hacia la pared y concéntrate en cómo te sientes.

AURICULARES PARA DORMIR CON BLOQUEO DE RUIDO BOSE SLEEPBUDS™

Concilia el sueño.

Sigue durmiendo.

Diseñados exclusivamente para dormir. No transmiten música ni tienen cancelación acústica de ruido. En su lugar, estos pequeños auriculares inalámbricos reproducen sonidos relajantes precargados que tapan los ruidos no deseados.